Qué ofrecemos | Anestesia general y sedación

Anestesia General

Se duerme todo el cuerpo mediante la administración de fármacos hipnóticos por vía intravenosa, inhalatoria o por ambas a la vez. Actualmente se realiza combinación de varias técnicas en lo que se llama anestesia multimodal. Los componentes fundamentales que se deben garantizar durante una anestesia general son inconsciencia, amnesia y analgesia. La anestesia general persigue varios objetivos:
  • Analgesia o abolición del dolor, para lo que se emplean fármacos analgésicos.
  • Protección del organismo a reacciones adversas causadas por el dolor, como la reacción vagal; para ello se emplean fármacos anticolinérgicos como la atropina y otros.
  • Pérdida de consciencia mediante fármacos hipnóticos o inductores del sueño, que duermen al paciente, evitan la angustia y suelen producir cierto grado de amnesia.
  • Relajación muscular mediante fármacos relajantes musculares, derivados del curare para producir la inmovilidad del paciente, reducir la resistencia de las cavidades abiertas por la cirugía, y permitir la ventilación mecánica mediante aparatos respiradores que aseguran la oxigenación y la administración de anestésicos volátiles en la mezcla gaseosa respirada.

Sedación

Para los pacientes que tienen temor a la odontología o se resisten a ir al dentista por alguna razón, la odontología bajo sedación proporciona una forma de obtener los cuidados dentales vitales necesarios para mantener la salud dental y la apariencia.
La odontología bajo sedación ofrece una forma segura y efectiva para los pacientes de superar sus temores y otros problemas dentales de modo que puedan obtener el tratamiento que necesitan para mantener la salud bucal y evitar problemas dentales mayores. Lea las secciones a continuación para averiguar si la odontología bajo sedación es adecuada para usted.

¿Quién NO es un candidato para la odontología bajo sedación?

Los pacientes con una afección médica deben informar al dentista sobre su enfermedad antes de un procedimiento de odontología bajo sedación. Los pacientes también deben informar al dentista los medicamentos que toman actualmente. Además deben comunicarle al dentista especialista en sedación cualquier reacción alérgica previa a los medicamentos. Por lo general, la odontología bajo sedación se reserva para los pacientes de 18 años o mayores. Sin embargo, es posible encontrar dentistas pediátricos especialistas en sedación para el tratamiento de niños que no pueden tolerar los procedimientos dentales.